Uribismo condena violación de derechos humanos fuera del país; ¿por qué nunca en Colombia?

La que sería la primera moción de censura contra un ministro del presidente Gustavo Petro, fue anunciada ayer por el partido de oposición, el Centro Democrático, en contra del canciller Álvaro Leyva Durán.


La sanción política, la máxima que puede imponer el Congreso a un ministro, se tramitará porque en concepto del uribismo Leyva fue quien no permitió que el gobierno colombiano participara en la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en donde se condenó a Daniel Ortega por sus acciones en contra del respeto de los derechos humanos.

Al respecto, en un comunicado el uribismo señaló que “el Centro Democrático promoverá moción de censura al canciller Álvaro Leyva. Al haber conocido que Álvaro Leyva, actual canciller de la República, dio la orden a la ministra Plenipotenciaria de ausentarse y no participar en la sesión extraordinaria del Consejo permanente de la OEA para considerar la situación de Nicaragua y condenar las graves violaciones a los Derechos Humanos que allí se han cometido”.

Para el uribismo “la ausencia del delegado colombiano ante la OEA, por instrucción del canciller, reivindica las prácticas antidemocráticas y violaciones de derechos humanos que ha cometido la dictadura en Nicaragua. A su vez, esta vergonzosa ausencia desconoce las violaciones a las libertades políticas y civiles que ha padecido la ciudadanía en ese país. Colombia debe ser seguir siendo un país garante de la democracia y la libertad en la región”.

Desde Cambio Radical también se hará un debate de control al canciller, en tal sentido el representante a la Cámara, Víctor Andrés Tovar, señaló que “cité a debate de control político al señor canciller de la República, doctor Álvaro Leyva Durán, a fin de que explique al Congreso y al país las razones por las cuales nuestro país se ausentó de la sesión de la OEA del día 12 de agosto, en la que se condenó a la dictadura de Nicaragua por el hostigamiento y las restricciones arbitrarias de organizaciones religiosas y de las voces críticas del gobierno y sus acciones”.

Para Tovar, “es inadmisible que Colombia, donde nació la OEA en 1948 y que fue líder para la implementación de la Carta Democrática Interamericana, se esté alineando con un régimen dictatorial como el que controla a Nicaragua”. Tema que causó roncha Hubo cierta especulación respecto a la razón de la inasistencia de Colombia hasta que Caracol Noticias gracias a un derecho de petición presentado a la Cancillería de Colombia, se enteró que la orden habría sido dada por el mismo Gobierno con conocimiento del canciller Álvaro Leyva.

El viceministro encargado de asuntos multilaterales, y a quien le correspondió responder, Juan José Quintana, dijo que “las razones por las cuales se tomó la decisión relativa a la no participación de Colombia en la sesión del consejo permanente del 12 de agosto se relacionan con delicados aspectos de política exterior que tienen carácter confidencial”. Precisamente, Estados Unidos condenó el “dramático deterioro” de los derechos humanos en Nicaragua tras la detención de un obispo católico crítico del gobierno del presidente Daniel Ortega.

“Se produjo un dramático deterioro del respeto a los principios democráticos y a los derechos humanos por parte del régimen de Nicaragua, incluyendo el encarcelamiento de líderes democráticos, miembros de la oposición política, estudiantes y periodistas”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. El gobierno del presidente Joe Biden “considera esto inaceptable y condena estas acciones”, dijo.

Tras un asedio de dos semanas a su curia en Matagalpa, la policía detuvo al obispo Rolando Álvarez, crítico declarado de Ortega. El prelado es acusado de actividades “desestabilizadoras” e incitación al odio.

Fuente: LA OPINIÓN

2 visualizaciones0 comentarios