top of page

Zuluaga admitió dineros sucios de Odebretch en su campaña presidencial

Este sábado, las redes sociales ardieron con la revelación de explosivos audios que comprometen al excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga. Dichas grabaciones, difundidas por la Revista Semana, muestran una conversación clave entre Zuluaga y el exdirector de Invías, Daniel García Arizabaleta. Estos audios se han convertido en la prueba reina en el caso que enfrenta Zuluaga por presunta entrada de dineros ilegales de Odebrecht en su campaña presidencial de 2014. La revelación de esta información ha causado un gran revuelo en el panorama político del país.


El testigo estrella: Daniel García Arizabaleta:


Daniel García, quien en su momento fue amigo político de Zuluaga, se ha convertido en un testigo clave en el caso. García aceptó un principio de oportunidad, avalado por un juez, que lo eximió de algunos cargos a cambio de testificar contra Zuluaga. Ahora, las pruebas presentadas, como los audios reveladores, respaldan su testimonio. La relación política entre García y Zuluaga se ha deteriorado, llevando a García a revelar el secreto que ambos guardaban sobre la entrada de dinero ilegal de Odebrecht en la campaña, hecho que coincidió con la elección del presidente Juan Manuel Santos.


La responsabilidad asumida por Zuluaga para proteger a su hijo: En los audios revelados, Zuluaga parece admitir su intención de ocultar la información sobre los fondos ilegales en su campaña presidencial, los cuales involucran directamente a su hijo, David Zuluaga Martínez, quien enfrenta cargos por fraude procesal. En las grabaciones, Zuluaga deja claro que hará todo lo posible por salvar a su hijo y está dispuesto a asumir la responsabilidad por encubrirlo. Él menciona: «Si tengo que aceptar y decir que hice cosas que no hice, lo voy a hacer para salvar a mi hijo. Quiero que lo tenga muy claro. Para mí no hay ninguna prioridad más grande que salvar a mi hijo y quiero que usted lo tenga presente. Lo que tenga que hacer y lo que tenga que decir. Esa es mi prioridad».


Admisión de la recepción de dinero y su imposibilidad de encubrimiento: En los audios, Zuluaga tácitamente reconoce que recibió dinero de Odebrecht y afirma que ya no se puede ocultar ese hecho. En una de las grabaciones, menciona una reunión con alguien llamado Duda y expresa que este dará declaraciones que eximirán a la campaña de responsabilidad, alegando que la campaña no tenía conocimiento de dichos fondos. Zuluaga menciona: «Hoy en la tarde por fin es la reunión con Duda. Él, desde la semana pasada, aceptó dar las declaraciones que se le han planteado y ya regresó a Bahía. Se está definiendo cuál es la ruta jurídica, finalmente la plata la recibió y no se puede ya tapar». La divulgación de estos audios ha desatado un escándalo político sin precedentes y ha generado un gran impacto en la opinión pública. Las revelaciones comprometedoras de Óscar Iván Zuluaga, excandidato presidencial, admitiendo la entrada de dineros de Odebrecht en su campaña de 2014, han dejado al político sin escapatoria.


La figura de Daniel García Arizabaleta, quien antes era amigo político de Zuluaga y ahora se ha convertido en testigo estrella en su contra, ha añadido más peso a las acusaciones. García decidió romper la relación política y revelar las grabaciones que demostraban la implicación de Zuluaga en la entrada de fondos ilegales. Estas pruebas presentadas han sido fundamentales en el caso que se lleva en la Fiscalía General de la Nación y que podría resultar en la imputación de Zuluaga por falsedad en documento privado, fraude procesal y enriquecimiento ilícito de particular.


Uno de los aspectos más impactantes de los audios es la declaración de Zuluaga sobre su disposición a asumir cualquier responsabilidad con tal de proteger a su hijo. En las grabaciones, Zuluaga afirma que no hay prioridad más grande para él que salvar a su hijo y está dispuesto a admitir acciones que no realizó con el objetivo de encubrirlo. Estas declaraciones revelan un intento desesperado por proteger a su familia, pero también generan interrogantes sobre la ética y la transparencia en su accionar político.


Además, Zuluaga reconoce implícitamente que recibió dinero de Odebrecht y reconoce la imposibilidad de encubrir ese hecho. Aunque menciona la intención de eximir a la campaña de responsabilidad, asegurando que esta no estaba al tanto de los fondos ilegales, la admisión de haber recibido el dinero plantea serias dudas sobre su integridad y sus declaraciones previas de inocencia.


Estos audios han generado un fuerte impacto en la opinión pública y han reavivado el debate sobre la corrupción en la política colombiana. La sociedad exige transparencia, responsabilidad y honestidad a sus líderes, y la revelación de estas pruebas solo profundiza la desconfianza hacia las instituciones políticas.


Ahora, el caso contra Óscar Iván Zuluaga parece estar más sólido que nunca, y será tarea de la justicia determinar las consecuencias legales de sus acciones. Mientras tanto, este escándalo continúa siendo un recordatorio de la importancia de la lucha contra la corrupción y la necesidad de fortalecer los mecanismos de control y transparencia en la vida política del país.


Fuente: VOCES

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page