Cobra fuerza tema de eliminación de las EPS, por parte del próximo gobierno

El nombramiento de Carolina Corcho como la ministra de Salud del presidente electo, Gustavo Petro, ha generado opiniones divididas. Mientras muchos destacan la labor de Corcho para dignificar la labor de los profesionales de la salud en todo el país, otros le cuestionan fuertemente el hecho de que proponga eliminar a las Empresas Prestadoras de Salud (EPS).


Corcho ha reiterado que con las EPS se tiene que hacer un saneamiento financiero para que los recursos públicos lleguen directamente a quienes prestan los servicios y a quienes asumen la atención de los pacientes y los ciudadanos. “Las IPS son las clínicas y hospitales que atienden a los pacientes. Las EPS son intermediarios particulares que administran recursos públicos contratando clínicas. Los primeros son insustituibles en un sistema de salud; los segundos, opcionales”, explica Corcho en una de sus publicaciones en redes.


No obstante, otros expertos como el exministro de Hacienda, Rodulf Hommes, advirtió que la posibilidad de eliminar las EPS podría generar un caos mayor para el sistema de atención en salud.

Esta semana, la próxima ministra de Salud, habló con El País de España para detallar los cambios que propone para el sistema de salud colombiano, entre ellos su polémica posición sobre las EPS.


En primer lugar, señala que uno de los indicadores que evidencia que el sistema de salud no es el óptimo son las EPS, "son innumerables y son la prueba de que tener un carné no garantiza que efectivamente se acceda al servicio de salud".


En cuanto a la eliminación de las EPS como un paso para mejorar la prestación del servicio, Corcho explicó que las EPS están en déficit y muchas están quebradas. Precisó que por lo menos 14 EPS están en incumplimiento financiero.


"Cuando una EPS entra en proceso de liquidación, los pacientes tienen que ser trasladados a otra y llegan al límite y empiezan a funcionar mal. Además de las deudas impagables con clínicas y hospitales. No hay un control del Estado sobre esos recursos y eso requiere una reforma. Muchas EPS podrían convertirse en un holding de prestación de servicios porque tienen las capacidades para prestar servicios y no solo mediar, el país puede aprovecharlas", explicó Carolina Corcho al medio español.


En ese sentido, aclaró que no espera que no haya participación privada en la prestación de los servicios de salud en Colombia, recordando que las clínicas en Colombia son mayoritariamente privadas.


"Esas clínicas tienen que seguir funcionando. Lo que decimos es que de alguna manera también hay que fortalecer a los hospitales públicos, porque estos son los únicos que llegan a Guainía y un ciudadano de allí o de cualquier otra región debe ser atendido dignamente, eso es lo que el Estado tiene que garantizar. Sabemos las dificultades de lo público, pero si no creyéramos en lo público, no estaríamos dispuestos a asumir un Gobierno", detalló Corcho.


Finalmente, envió un mensaje de tranquilidad a aquellas personas que les preocupa los cambios que pueda haber en el sector salud durante el nuevo Gobierno: "No es un asunto tan catastrófico como lo han planteado (...) Nosotros vamos a garantizar que a ningún ciudadano se le quiten derechos, el que está siendo bien atendido, seguirá recibiendo la misma atención. Lo que queremos es recuperar recursos para responderles a todos, para que una niña de La Guajira o de Chocó también sea bien atendida".


Le puede interesar: Viruela del mono: ¿Cómo se propaga y es posible morir por esta enfermedad?

Por tal razón, la ministra recordó que el Gobierno Petro tendrá que presentar una propuesta que será debatida en el Congreso, "no será fácil, pero nosotros estamos para dar los argumentos de por qué es necesaria una reforma para proteger a todos los colombianos, pero sobre todo a los más vulnerables, a los que el sistema no les está respondiendo".


Fuente: RCN

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo