top of page

En lugar de atender la salud, EPS desviaron 9 billones en fondos


Mientras ajustan la rentabilidad al máximo, colocan médicos o enfermeros a doble turno, brindan una atención inadecuada y financian campañas para ser defendidas después en el Congreso, las EPS son protagonistas de un nuevo escándalo de corrupción.

Un informe explosivo de la Contraloría General de la Nación ha sacudido al país revelando un escandaloso desvío de fondos destinados a la salud. Según el informe, 18 Entidades Promotoras de Salud (EPS) habrían malversado casi 9 billones de pesos entre 2020 y 2021, en rubros completamente ajenos a la atención médica.


El informe de la Contraloría reveló específicamente que durante la pandemia, un período de extrema fragilidad para el sistema de salud, estas EPS desviaron recursos esenciales, comprometiendo aún más la capacidad de respuesta ante la crisis sanitaria. La malversación incluye anticipos injustificados a clínicas y hospitales pertenecientes a las propias EPS, así como pagos millonarios a Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS) que no guardan relación con los servicios prestados.


Este escándalo estalla en medio de un panorama ya complicado para el sector de la salud en Colombia. Las intervenciones recientes a grandes EPS como Sanitas y Nueva EPS, sumadas al pedido de liquidación de Compensar por falta de recursos, reflejan una crisis profunda que requiere atención inmediata.



Estos hallazgos han puesto en entredicho, una vez más, la integridad del sistema de salud en Colombia, pues revelan cómo la Unidad de Pago por Capitación (UPC), concebida para garantizar la atención médica adecuada a los ciudadanos, ha sido objeto de mal uso por parte de estas EPS, comprometiendo gravemente la calidad y accesibilidad de los servicios de salud.


Dados los resultados del informe, este lunes se dará una reunión de alto nivel liderada por el contralor general en funciones, Carlos Mario Zuluaga, junto a la procuradora Margarita Cabello, la fiscal Luz Adriana Camargo y el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, la cual será crucial para abordar las conclusiones alarmantes de este informe.


Mientras tanto, la deuda del Estado con las EPS asciende a 5.6 billones de pesos, a su vez, estas acumulan una deuda alarmante de $11.3 billones con clínicas y hospitales. Cada vez se hace más urgente enfrentar esta crisis con determinación y responsabilidad, priorizando el bienestar de los ciudadanos.



Fuente: CUARTO DE HORA

264 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page