Hernández; ¿un peligro para los pocos derechos laborales que existen en el país?

El candidato presidencial fue acusado por el delito de violación a la libertad de asociación por denuncias de sindicalistas en Bucaramanga.


Los dos sindicatos de trabajadores oficiales que hay en la capital de Santander, Sintra Obras y Sintra Municipios indicaron a La W que cuando el ingeniero fue alcalde tenían el derecho a tener una convención colectiva de trabajo.


Es decir, que ya con una experiencia y labor de 15 a 30 años, uno de los beneficios era el permiso sindical que permitía apoyar huelgas, tener becas de estudio, recibir primas adicionales a la ley, derecho a capacitarse, entre otras cosas.


No obstante, el 2 de mayo del 2016, Hernández citó a 27 trabajadores sindicalistas para entregarles unos actos administrativos, en los que, al parecer, los declaraba insubsistentes cambiando las condiciones laborales y modificando el tipo de vinculación laboral. Según, María Victoria Jaimes, abogada de equipo Jurídico Pueblos, este cambio generó una disminución, de casi a la mitad, en el salario de los empleados.

“Los trabajadores del sindicato se vinculan mediante el contrato del trabajo y se ocupan del cumplimiento de las obras públicas de la ciudad, son diferentes a empleados públicos que tienen una carrera y que trabajan en la Alcaldía. Ellos se regulaban con unos beneficios muy altos, como el permiso sindical para capacitaciones, apoyar huelga, también había becas de estudio, primas adicionales, y rubros para capacitarse”, señaló.


Además, añadió: “Rodolfo Hernández citó a 27 sindicalistas y les dijo que entraban a una planta de empleados públicos transitoria teniendo en cuenta que su contrato era a término indefinido. Al hacer ese cambio perdían todos los beneficios no solo el permiso sindical. Además, aquellos que tenían un sueldo alto les quedó por la mitad de lo que ganaban”.

Los sindicalistas denunciaron esta situación en la oficina del trabajo, sustentando que 13 de los 27 trabajadores tenían fuero sindical y no podían cambiar sus condiciones laborales. Según Jaimes, el Ministerio de Trabajo, en ese entonces, sancionó a la Alcaldía de Bucaramanga con, al menos 20 salarios mínimos al haber desconocido el fuero de salud o estabilidad laboral reforzada. Además, tuvo que pagar a 10 trabajadores por lo sucedido y esto superaría los 100 millones de pesos.



“El ministerio sanciona al municipio y se hacen unas acciones jurídicas por parte del sindicato. La Corte Suprema de Justicia determina que si Rodolfo Hernández quería modificar el contrato, debería ser con orden de un juez y con algo justificable. La Corte dice que deben reintegrar a todos, más indemnizaciones millonarias y pagos de salario por todo lo que dejaron de ganar en ese tiempo. Solo los que tenían fuero, podían volver”, explicó.

De los 27 empleados, que en el 2016 se les habría desmejorado su condición laboral, 10 recobraron sus derechos. “Tres personas tiene procesos ante la organización Internacional de Trabajo, OIT, porque vulneraron su derecho a la igualdad, es un caso abierto contra Bucaramanga”, mencionó. Esta explicación de los sindicatos se origina, luego de que fuentes cercanas a Rodolfo Hernández le informaran a La W que el delito de violación a la libertad de asociación se originó por ponerlos a trabajar cumpliendo horarios laborales teniendo un permiso sindical.



Ex canciller


Poco y nada le gustó a la excanciller María Ángela Holguín que el candidato presidencial Rodolfo Hernández prometiera que si se convierte en presidente eliminará varias de las embajadas que Colombia tiene en distintos países del mundo como Argelia, Australia, Bolivia, Dinamarca, Filipinas, Indonesia, Jamaica, Marruecos, Líbano, Paraguay, Polonia, Uruguay y Vietnam, entre otras.


La también pareja del excandidato presidencial Sergio Fajardo publicó su columna de opinión en el diario El Tiempo y calificó de “absurda” la propuesta del aspirante de la Liga de Gobernantes Anticorrupción. “Cerrar 27 embajadas en su primer decreto muestra el poco interés por entender la importancia de la presencia del país en el mundo”, señaló la exdiplomática durante el gobierno de Juan Manuel Santos.


A reglón seguido, Holguín aseguró que la persona que asesora al exalcalde de Bucaramanga no tiene ni idea los beneficios que trae para Colombia sus relaciones con otras naciones del mundo.

“Sería un error estratégico que pondría en riesgo el desarrollo presente y futuro del país”, señaló. Es más, desvirtuó los argumentos que expresó Hernández, quien dice que si cierra esos espacios consulares, Colombia se ahorrará grandes sumas de dinero.


“Los presupuestos de la Cancillería en mis años de canciller ascendían al 0,1 por ciento del presupuesto general de la Nación, hoy corresponden al 0,32 por ciento”, señaló Holguín, a su vez que nombró los trámites con los que el Ministerio de Relaciones Exteriores financia sus sedes en el globo terráqueo.

“La Cancillería tiene dos presupuestos: el del Ministerio, mediante el cual se pagan los salarios y el del Fondo Rotatorio del Ministerio, que son los recursos que la entidad genera, por la actividad de la Cancillería, como los trámites en los consulados. Con este recaudo se cubría el 60 por ciento del presupuesto”, agregó.

Además, la exministra le enrostró a Hernández que el gobierno Santos logró que a los colombianos ya no les pidan la visa Schengen para entrar al continente europeo y le recordó que si no fuese por el trabajo de la Cancillería ese objetivo no se hubiese materializado.


“(...) ¿Cómo creerá que logramos ese mismo tratamiento en muchos otros países en el mundo?”, cuestionó, a su vez que nombró que la visa para entrar a Estados Unidos también logro una ampliación a diez años luego de las labores que los cancilleres han desarrollado a lo largo de la historia.


En ese aparte, Holguín dijo que era “absurdo” cerrar la Embajada en Turquía y de otras naciones ibéricas debido a los acuerdos geopolíticos, económicos y comerciales que el país que Rodolfo Hernández pretende administrar posee con estas.


Así mismo, dentro de su andanada de argumentos, la también politóloga salió en defensa de los colombianos en el exterior que se quedarían sin respaldo si Hernández cierra las embajadas.


“Qué pensaran los miles de compatriotas que con sus remesas se han convertido en la segunda fuente de ingresos del país”, dijo, mientras ejemplificó que hay ciudades del mundo donde discriminan a los nacionales y por eso necesitan ayuda del Gobierno mediante las embajadas.


Es más, también dijo que ese “singular decreto” dificultaría -aún más- las relaciones con el régimen de Nicolás Maduro, pese a que el ingeniero ha prometido que si es jefe de Estado las restablecerá. “En su pelea con Maduro, este gobierno cerró todos los consulados en Venezuela y condenó a nuestros conciudadanos al abandono”, señaló Holguín, quien nombró varios otros errores y descaches que se cometerían en materia diplomática si Hernández gana las elecciones presidenciales.


Es más, le recordó al candidato que Colombia comparte embajada con otros países del mundo, así que los gastos no son tan abruptos como él señala. A su vez, le advirtió que “los colombianos no queremos vivir aislados y ajenos al mundo que se desarrolla de manera exponencial todos los días” y dijo que habría un costo “muy alto” si se convierte en ley. Finalmente, aclaró por quién votará:

“Como no faltará el que diga que escribo esto porque estoy con Petro, les digo que mi voto no será por el Pacto Histórico”, concluyó María Ángela Holguín en su columna para El Tiempo.

Fuente: WRADIO / INFOBAE

5 visualizaciones0 comentarios