top of page

Diferencias entre colombianos, afloran hasta en finales mundialistas


Escribe: CARLOS ALBERTO RICCHETTI*


Si bien existen una amplia gama de variaciones, tendencias u formas de ver la realidad, no termina de convencer la alarmante carencia de unidad entre los pueblos, así sean las relacionadas con aquello del arte de patear y hacer rodar el balón, espacio más que propicio a la hora de dejar entrever divisiones centenarias.


Como esboza el popular saber, "en gustos no hay nada escrito". Pero gustos, dilemas, preferencias; ¿carecen de determinadas motivaciones, contenido idiosincrático, describiendo a grandes rasgos las causas de la decadencia colombiana y de las distintas naciones del continente suramericano ?


Sin entrar en detalles, la falta de pertenencia, la insolidaridad, el desentendimiento de poseer una cultura en común, lleva a muchos a anteponer en diferentes aspectos los intereses foráneos a los propios, cuando es precisamente la explotación de estas divisiones las que conllevan a la dominación más primaria.


No pasa por imponer gustos, equipos de fútbol, modas, costumbres. Pero si se supone también que "la caridad bien entendida empieza por casa", así hoy sea Argentina, mañana Colombia o pasado México; ¿cual es la razón de no querer o saber dar así sea el mínimo apoyo a cuanto identifica a los latinoamericanos?


La final de Qatar 2022 fue otra muestra más de dicho antagonismo. Francia y Argentina se enfrentaban para determinar la mejor selección de todas las clasificadas al magno certamen. Pero al margen de una competencia deportiva devenida en entretenimiento de multimillonarios con anuencia de la masa, la verdadera cuestión es tratar de imaginarse a los europeosalentando a cualquier país fuera del continente, colmados de una vehemencia sustentada en el odio visceral.

Resumen del encuentro


Exhibiendo por momentos un gran fútbol a la altura de los protagonistas de las mejores finales en la historia del Campeonato Mundial, no pudo ganarlo en los noventa por enfrentar al auténtico ex poseedor del título con jugadores desequilibrantes como Mbappe, autor de los dos goles "azules" del empate.


El partido llegó al alargue y de la misma forma que en los minutos finales, Argentina tuvo momentos de zozobra. Aunque Francia marcó los tiempos, una jugada inspirada de Leonel Messi concluyó con el tercer gol.


Todo parecía preparado para el festejo, cuando en jugada desafortunada -pero penal al fin- la mano incondicional de Otamendi dentro del área, aunque pegada a la espalda, determinó el penal casi rechazado por la otra figura determinante del equipo suramericano: Emiliano "Dibu" Martínez.


El resto fue para la anécdota hasta llegar a la definición por penales, cuando la acertividad desde los doce pasos de los shoteadores argentinos, sumadas dos extraordinarias atajadas del arquero, determinaron de forma merecida que Argentina se coronara Campeón del Mundo por tercera vez, tras disputar seis finales y obtenerla luego de 36 años de una espera no ausente de angustias.


Reflexión

Queda una vez más para la anécdota el exacerbado desdén de numerosos simpatizantes latinoamericanos hacia el conjunto "gaucho", apoyando al representativo "europeo" por presuntos motivos ajenos al deportivo.


¿A algunos no le resulte simpático el arquero Emiliano Martínez, a causa de su irreverente comportamiento, subestime a Pelé, a Maradona, a Ronaldinho, Zamorano, Asprilla, Valderrama u otros? Perfecto. No hay problema. Sin embargo debería ser por lógica más lo que hermana a los pueblos, comenzando porque el legado, la gloria de los nombrados, las alegrías recibidas a cambio de tanto sacrificio personal, tambien hacen a la grandeza del colectivo. No quiera el destino la víctima pueda ser Colombia algún día, a fin de aprender "en carne propia" la peor de las lecciones, el mayor de los castigos por albergar la confrontación.

Por ahora, felicidades a la Argentina y a todo el pueblo del continente, en el sincero deseo de que muy pronto la sólida unión supere la insignificancia, la estupidez de los entreveros domésticos de los cuales se beneficias quienes pretenden dominarlos.









*Periodista, escritor, poeta y cantautor. Director general de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA y de su suplemento, ARCÓN CULTURAL. Integrante de ¡UYAYAY! COLECTIVO POÉTICO, así como del CÍRCULO DE POETAS IGNOTOS.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page